Nos despedimos del coche de combustión a partir de 2035 en Europa

El Consejo Europeo y la Euro cámara han llegado a un acuerdo para prohibir a partir de 2035 la venta de vehículos de combustión en toda la Unión Europea.

Esta propuesta entra dentro del proyecto fit 55 de la Union Europea, que consiste en reducir la huella de carbono un 55% para 2050. Esto nos indica la clara dirección que esta tomando Europa respecto a los vehículos eléctricos: han llegado para quedarse. Los coches híbridos tampoco serán producidos, debido a que en mayor o menor medida, todos tienen motor de combustión. Así que se prevé que poco a poco todo ese dinero vaya repartido hacia la movilidad eléctrica.

Muchos fabricantes de vehículos ya tienen fecha de final de producción de coches con motores térmicos. Jaguar (2025), Audi (2026), Opel (2028) y un gran grupo de marcas se han puesto de acuerdo y todas finalizan su producción de motores térmicos en 2030 (Fiat, Ford, Mercedes, Mini, Peugeot, Renault, Volvo)

Cual es el siguiente paso?

Uno de los principales problemas a la hora de adquirir un vehículo eléctrico es su precio. Actualmente esta muy por encima de cualquier otro vehículo «normal» y tal y como están las cosas actualmente, es muy difícil que una persona con un sueldo medio pueda adquirir actualmente un vehículo totalmente eléctrico. Para esto o se deberán bajar los precios de los vehículos, o se tendrá que ayudar de alguna forma a las personas que quieran moverse con un coche en el día día.

El segundo mayor problema que tenemos actualmente para la adquisición de vehículos eléctricos es la falta de una infraestructura de carga eficiente. Para solucionar este problema, la Unión Europea ha propuesto la obligación de que exista, como mínimo, un punto de carga cada 60 km, para facilitar la movilidad por carretera. Esto ultimo esta sujeto a excepciones, como todo. Pero es una muy buena propuesta para que tengamos cargadores de sobra en carretera.

Excepciones

La primera excepción es el uso de combustibles neutros en CO2, es decir, combustibles que no expulsen emisiones contaminantes. Pero actualmente estos combustibles sintéticos son demasiado ineficientes y muy caros de producir. Otra posibilidad que Toyota ya ha estado explorando es el uso de hidrogeno en los motores de combustión, pero es caro de transportar. A parte de lo ineficiente que es la autonomía usando hidrogeno, tan solo de unos 50 km aproximadamente.

La otra excepción es para las marcas de coches pequeñas o elitistas. Si solo producen menos de 1.000 unidades, si que pueden producir motores de combustión, debido al poco impacto en el medio ambiente que estas producen. Aun así, para hacernos una idea, la marca de coches Lamborghini en 2021 cerró el año con 8.405 coches vendidos, y Rolls-Royce con 5.586 unidades.

Apasionado del motor y de la vida. El futuro será el coche eléctrico, espero poder transmitir mi ilusión y mi granito de arena para poder tener un futuro planeta para mis hijos. Siempre en busca de nuevas oportunidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *