Diseño exterior e interior Hyundai Ioniq HEV 

[amazon_link asins=’B06WD59NW3,B074DW43YV,B078YRGVG9,B01MS2JJTY,B01MT2PXAG,B079S8DLY7,B076BT16K5,B06XTM2SP7,B005Q0F9PA’ template=’ProductCarousel’ store=’12345678900ba-21′ marketplace=’ES’ link_id=’975bd6cc-d966-11e8-ae32-d5b994b3e7d1′]

Pero vayamos por partes.

El Hyundai IONIQ tiene una longitud de 4,47 m, una anchura de 1,82 m y una altura de 1,45 m, unas cotas contenidas, aunque a primera vista no lo parezca. Es un poco más pequeño que su rival directo, el Toyota Prius. A decir verdad, ambos tienen un diseño parecido y puede parecer que el fabricante coreano ha calcado un producto que funciona, eso sí, implantando una serie de mejoras que le han sentado más que bien.

Para empezar, el Hyundai IONIQ tiene un diseño menos llamativo y sus líneas redondeadas son algo más convencionales.  La delantera no tiene un morro tan afilado como el japonés, sin embargo también puede presumir de un coeficiente aerodinámico de nada menos que 0,24 y, exceptuando por la zaga, podría pasar por un coche «convencional». En la parte trasera, como en el Prius, nos encontramos con una luneta partida por un alerón que mejora su aerodinámica. Puede ser todo lo funcional que queramos, pero cuando miramos por el retrovisor interior, entorpece la vista.

En el interior, esa impresión de coche futurista desaparece con unas líneas de salpicadero rectas. Está muy bien acabado para su precio, abundan los plásticos blandos en las puertas y en la parte superior del saplicadero, no así en la parte inferior. Los ajustes son de calidad y no se escuchan ruidos ni siquiera cuando desconecta el motor térmico y rodamos por una calzada bacheada.

La instrumentación

Está compuesta por un display desde la que podemos acceder a todos las funciones, ya sea del ordenador a bordo, teléfono, sistema de infoentretenimiento, navegador o los asistentes a la conducción y, a sendos extremos, encontramos dos gráficos.

 

En el lado izquierdo un diagrama que muestra el flujo de energía: si estamos cargando la bateria (charge), si aceleramos de manera eficiente (eco) o si por el contrario estamos utilizando toda la potencia disponible (power).

 

Al lado derecho está ubicado el nivel de la batería, que por cierto, muy pocas veces llegué a ver lleno. En el centro, preside un aro metálico que guarda el velocímetro y, cuando elegimos el modo Sport, cambia su diseño y aparece el cuentarrevoluciones y la velocidad en números digitales.

 

El sistema multimedia está bien ubicado, está en el centro del salpicadero y a una altura considerable que no nos obliga a desviar la vista en exceso cuando queremos consultar algo. Dispone de todos los sistemas de conectividad como Apple Car Play o Android Auto y  desde ella también podemos acceder a todos los menús del Hyundai IONIQ. Si bien es cierto que, cuando abrimos el techo corredizo y el sol incide directamente sobre ella, refleja la luz y no se distingue nada, cosa que también ocurre en el cuadro de instrumentos.

El climatizador es bizona y calienta o enfría con efectividad el habitáculo, además tiene una opción, «driver only» muy práctica que nos ahorra estar cerrando las salidas del aire del acompañante cuando viajamos solos. Y si tenemos mucho frío o calor, el nivel de acabados STYLE cuenta con asientos calefactables o ventilados y volante calefactable. Nada mal para un coche por debajo de los 30.000 €.

Con todos los reglajes que dispone, es muy fácil encontrar la posición de conducción y disponemos dos memorias para no tener que andar de atrás para adelante y arriba o abajo cuando compartimos coche. En cambio, la amplitud de los asientos traseros no es tan buena, no por la longitud ni la anchura de las plazas, sino por la altura que se ve mermada por la línea coupé de la zaga.

Los 422 litros de maletero son más que suficientes, tiene formas regulares sin salientes y toda la superficie está a la misma altura. También dispone de un doble fondo de buenas dimensiones y una cortinilla para esconder el equipaje. La boca de carga es amplia y está a una altura práctica.

6 thoughts on “Diseño exterior e interior Hyundai Ioniq HEV 

    1. Solo leva levas el eléctrico para la regulación de la regeneración y cuando te acostumbras las utilizas muchísimo. Normalmente están de adorno muchas veces y en este caso le han dado el mejor uso.

  1. Pingback: Hyundai Ioniq Híbrido en marcha

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *