Como se comporta el Hyundai Ioniq Híbrido en conducción

[amazon_link asins=’B06WD59NW3,B074DW43YV,B078YRGVG9,B01MS2JJTY,B01MT2PXAG,B079S8DLY7,B076BT16K5,B06XTM2SP7,B005Q0F9PA’ template=’ProductCarousel’ store=’12345678900ba-21′ marketplace=’ES’ link_id=’61f5f274-d966-11e8-8fee-b11f2872208b’]

El Hyundai IONIQ Híbrido monta dos motores: uno de combustión que genera 105 cv de 1.6 litros de cilindrada y otro eléctrico de 57 cv con una capacidad de batería de 1,56 kw/h. En conjunto, suman una potencia máxima de 141 cv.

A diferencia del Toyota Prius, el Hyundai IONIQ sustituye la trasmisión de tipo CVT por una transmisión de doble embrague y seis relaciones (DSG). Esto se traduce en que en el IONIQ, cuando aceleramos para ganar velocidad, no da la impresión de que estamos forzando el motor porque se revoluciona en exceso sin ganar mucha velocidad y el sonido del motor no se filtra en el habitáculo. Para que nos entendamos, el IONIQ parece un coche normal y no un híbrido como a los que nos tiene acostumbrado Toyota.

El motor responde bien, o al menos en la mayoría de las situaciones. En momentos de baja demanda de aceleración, si las baterías tienen carga suficiente, siempre impulsará al IONIQ el motor eléctrico, incluso si mantenemos una velocidad de crucero de 120 km/h. En cambio, si buscamos un aumento de velocidad rápido, al acelerar se activa el motor de combustión. Siempre que iniciemos la marcha, el Hyundai IONIQ Híbrido intenta hacerlo en modo eléctrico, siempre y cuando tenga carga, claro. Si he echado en falta durante los días que lo conduje un selector con el que pueda activar a voluntad el motor eléctrico,muy práctico, por ejemplo, para entrar o salir de un garaje.

Siempre que el Hyundai IONIQ Híbrido se enciende, activa su motor de combustión durante unos minutos hasta que este coge temperatura.

Podemos elegir dos modos de conducción: Normal y Sport. Para seleccionar el modo Sport, simplemente debemos desplazar el selector del cambio a modo manual e irá más alto de vueltas, aunque para hacer una conducción deportiva, dentro de lo posible con un híbrido, debemos recurrir al cambio porque tiende a llevar engranada una marcha más alta. En opción, puede contar con levas en el volante, nuestra unidad no las montaba y teníamos que recurrir al selector del cambio para bajar o subir de marchas.

El Hyundai IONIQ Híbrido permite hacer viajes largos

sin cansar al conductor, las suspensiones tienen un buen equilibrio  y tienen la firmeza necesaria para que en las curvas no apoye en exceso, pero tampoco trasmiten a los pasajeros todas las imperfecciones del asfalto. Las suspensiones del eje trasero son de tipo Multibrazo y se notan a la hora de tomar una curva, ayudan a que la dirección sea más rápida y obediente a las órdenes del conductor.

En pocas ocasiones nos veremos en situaciones comprometidas, es cierto que el peso del Hyundai IONIQ Híbrido es mayor que un coche de combustión, pero el fabricante coreano ha colocado las baterías bajo la banqueta de los asientos traseros con lo que ha conseguido bajar el centro de gravedad. Solo cuando entramos en una curva muy rápido, notaremos el coche tiende al subviraje, algo normal si tenemos en cuenta que bajo el capó monta sus dos motores.

El tacto del freno, al comienzo, se hace un poco extraño y es necesario habituarse a él. En el primer tramo del pedal solo estaremos recargando las baterías y da la impresión de que alarga las frenadas, es necesario hundir más el pie para notar que las pastillas actúan. Una vez que nos habituamos, es fácil acostumbrarse a utilizar el freno y aprovechar la energía de las frenadas para recargar las baterías.

En cuanto al consumo,

ya he hablado de él, 5.2 litros/100 km de media haciendo una conducción normal. No siempre he viajado solo, incluso aprovechando sus 141 cv en incorporaciones y algunos puertos de montaña. Con poco esfuerzo, haciendo una conducción económica podremos ver consumos inferiores a los 5 litros.Algo que si me ha llamado la atención y que no suele ser lo habitual en coches híbridos, es que el Hyundai IONIQ Híbrido consume menos en autopista que en ciudad;mientras que en recorridos de larga distancia a una velocidad sostenida de 120 km/h el ordenador de a bordo indicaba un consumo de 4.7-4.9 litros/100 km, en ciudad la cifra subía hasta los 5.3-5.4 litros. En otros híbridos que he conducido, como por ejemplo, el Toyota CH-R, la diferencia de consumo es a la inversa y muy superior, aproximadamente de unos 2 litros más en autopista.

Enlace Primera parte

Continuara…..

Cándido Garcia Director de MQE Más Que Eléctricos, Presidente de la Fundación Nacional de Movilidad Eléctrica y Electrónico Industrial.

11 thoughts on “Como se comporta el Hyundai Ioniq Híbrido en conducción

  1. Tengo un iónico híbrido con dos meses y ya 2000 km y e d decir k estoy súper contento con medias de consumo de 3.5 litros tanto en ciudad como en carretera.es una pasada.es el klass nav.si conduces a velocidades legales no te sube de 3.6 litros.

  2. Tengo un ionic híbrido desde hace 7 meses, y lo que he observado es que a bajas temperaturas aumenta el consumo,sin encender ni calefacción ni pantalla térmica.
    Mi consumo mixto ronda entre 4,4 y 4,9.L que si me enerva es la enorme distancia de seguridad que mantiene con a el control de crucero adaptativo conectado.Alguien me sabría decir si esta distancia se puede disminuir,
    Gracias

  3. Hola.
    Tengo un Tecno desde hace 6 meses y 15000km y mi consumo medio está por los 4L, con conducción 90% eco y 10% normal, estoy encantado con él, pero tiene algunas cosas que me irritan, como por ejemplo que en el arranque en frio se pone como loco el motor térmico durante un par de minutos, lo hace para calentarse, luego se apaga y tira del electrico, todo lo demás una maravilla.
    Un saludo.

  4. Tienes un botón en la parte derecha del volante, debajo del de selección del control de crucero, que al pulsarlo te reduce esa distancia de 4 a 3, 2 o 1 raya. Por defecto, al conectarlo, se sitúa en 4 rayas, que es una distancia muy larga. Yo siempre lo bajo a 1 raya, que aún es bastante. Si quieres lo puedes desconectar y vas en modo crucero no adaptativo.

  5. En modo sport , si no se toca el cambio manual creo que cambia solo, llevo 900 km y sigo aprendiendo a usarlo.

  6. Hola chic@s, tengo un Ioniq hace tres semanas y os leo mucho, pero no sé cómo pasar de conducción eco a sport, por más que miro el libro no lo pone en ningún sitio, donde tengo que darle?
    Gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *