EQ Silver Arrow: un sugestivo anticipo del diseño del futuro

mb_brief_v2

Estreno mundial del showcar en la Monterey Car Week en California

EQ Silver Arrow: un sugestivo anticipo del diseño del futuro

Mercedes-Benz presenta el showcar EQ Silver Arrow con ocasión de la muestra Monterey Car Week, que se celebrará del 18 al 26 de agosto de 2018 en Pebble Beach (California). Este certamen atrae a expertos y coleccionistas de automóviles de todo el mundo. El monoplaza EQ Silver Arrow no es solo un prototipo futurista, sino también un homenaje al célebre bólido de competición W125 del año 1937. La pintura en plata Alubeam recuerda a los históricos Flechas de Plata, que en su día tuvieron que desprenderse de la pintura blanca por motivos de peso. En el interior predominan materiales tradicionales de alta calidad como cuero, aluminio cepillado y madera de raíz de nogal. El puesto de conducción digital, en cambio, nos traslada directamente al futuro con su pantalla panorámica curva con técnica de retroproyección y la pantalla táctil integrada en el volante.

«Hace ya más de 80 años, los históricos Flechas de Plata convirtieron a Mercedes-Benz en el estandarte de la alta velocidad. Esto se debía, entre otros factores, a su silueta aerodinámica», afirma Gorden Wagener, Chief Design Officer de Daimler AG. «El showcar EQ Silver Arrow enlaza con esta tradición. Concebido para disfrutar de sus briosas cotas de aceleración, este vehículo encarna el concepto de lujo avanzado y presenta un anticipo del futuro de nuestro diseño. De ese modo, el showcar se convierte en la máxima expresión del lenguaje formal de nuestra nueva marca de productos y tecnología EQ.»

La marca EQ cobra forma con una estética independiente y vanguardista, recogida en el término lujo avanzado. Este canon resulta de la interacción entre una belleza sin precedentes, la yuxtaposición consciente de elementos digitales y analógicos y la transición continua entre el diseño intuitivo y el diseño físico.

Silueta exterior deportiva

El lenguaje formal del EQ Silver Arrow, caracterizado por sus líneas nítidas y fluidas, se deriva de la aplicación consecuente de la filosofía de diseño de la marca, que gira en torno a la claridad sensual. La estilizada silueta de este monoplaza de 5,30 metros de longitud y un metro de anchura, aproximadamente, resulta esbelta y al mismo tiempo turgente.

La carrocería del prototipo se fabrica en fibra de carbono. La pintura multicapa en plata Alubeam la reviste como si fuera metal líquido. Este concepto refleja los dos polos contrapuestos del diseño, y es al mismo tiempo «hot» (caliente) y «cool» (frío). Las piezas adosadas funcionales realizadas en fibra de carbono, como el splitter frontal, reflejan la vertiente fría y racional de esta filosofía. Es el caso, también, del panel frontal con función de visualizador, y de la banda luminosa continua en la parte delantera. La banda luminosa se repite como rasgo de diseño en los faldones laterales. El logotipo EQ de formato grande, integrado a modo de bajorrelieve, por delante de las ruedas traseras, está iluminado en azul, el color distintivo de la nueva marca.

Otros elementos destacados son la cabina del conductor, que puede abrirse hacia delante, y las ruedas con llantas multirradio, en parte al descubierto. Los tapacubos estáticos y las cubiertas parciales son otros elementos estilísticos innovadores de las ruedas. Los 168 radios de cada llanta son de aluminio ligero pintado en dorado rosa, tonalidad característica del EQ.

El EQ Silver Arrow calza neumáticos lisos de tipo slick en formato 255/25 R 24 (eje delantero) y 305/25 R 26 (eje trasero), que garantizan altas cotas de tracción y aceleración. El dibujo de estrellas de la superficie de rodadura, realizado en colaboración con el proveedor de neumáticos Pirelli, demuestra un gran amor al detalle.

El difusor trasero es una reminiscencia del automovilismo de competición. Dos spoilers traseros extensibles asumen además la función de freno aerodinámico, aumentando la resistencia al aire cuando se desea decelerar.

Interior de diseño tradicional y moderno

El interior del EQ Silver Arrow representa los valores del lujo avanzado. El lenguaje formal combina una estética intemporal con una visión futurista.

Al abrir la cabina del conductor hacia delante, se despliega ante la vista un habitáculo sorprendentemente espacioso. Su principal rasgo característico es el contraste. Por un lado, materiales tradicionales de alta calidad como cuero auténtico en marrón ecuestre en el asiento y el volante, aluminio cepillado en todo el habitáculo y madera auténtica de raíz de nogal con líneas más oscuras de madera de conífera en el suelo. Estos elementos constituyen el nexo de unión con los bólidos de carreras históricos de la era de los Flecha de Plata. Por otro lado, modernas soluciones de alta tecnología que manifiestan el carácter visionario típico del EQ, como la amplia superficie de proyección de la pantalla panorámica, e innovadoras experiencias de usuario, como la posibilidad de competir en carreras virtuales (ver más abajo). Este contraste responde a la voluntad de fusionar pasado y futuro.

La banqueta y el respaldo presentan un original patrón con estrellas pespunteadas grabadas al láser que se adapta al contorno del asiento. En el asiento se ha integrado la calefacción AIRSCARF para la zona de la nuca. Un cinturón de seguridad cuatro puntos de anclaje inspirado en el automovilismo deportivo retiene al conductor en su asiento. Los pedales se pueden adaptar individualmente a la estatura del conductor mediante un regulador situado junto al asiento.

El interior de las paredes laterales está revestido de exquisito ante de color gris, a juego con la pintura exterior en plata Alubeam.

Pantalla doble y carreras virtuales

El conductor del EQ Silver Arrow se encuentra rodeado por una gran pantalla panorámica, en la que se proyectan imágenes tridimensionales con ayuda de un proyector instalado detrás. Una función que permite adivinar cómo podrían ser las tecnologías de carga del futuro es la visualización en la pantalla del carril de la calzada en el que se es posible la carga por inducción.

Técnicas de inteligencia artificial hacen posible competir con Flechas de Plata históricos o actuales. A tal efecto, la pantalla panorámica visualiza un circuito de carreras virtual en el tramo real, y el conductor ve a su rival imaginario por delante o por detrás. La función de asistencia «Virtual Race Coach» ayuda a mejorar la aptitud del conductor al volante, emitiendo indicaciones durante la carrera.

El volante incorpora además una pantalla táctil, con la cual el conductor puede seleccionar programas con distintos patrones de conducción, como Comfort, Sport y Sport+. También se pueden configurar los ajustes de sonido. Entre otras opciones se puede elegir el sonido de un Flecha de Plata de Fórmula 1 actual y el de un motor Mercedes-AMG V8.

Propulsión exenta de emisiones

El EQ Silver Arrow ha sido concebido como vehículo eléctrico. La potencia de este Flecha de Plata silencioso es de 550 kW (750 CV). La batería plana ubicada en los bajos tiene una capacidad útil de aprox. 80 kWh, y posibilita una autonomía estimada de más de 400 km según el WLTP. Para refrigerar la batería se han practicado ranuras de ventilación a los lados.

Prototipos EQ: proyecciones del futuro de la electromovilidad en todos los segmentos

El Concept EQA presentado por Mercedes‑Benz en el Salón Internacional del Automóvil IAA de Fráncfort en 2017 demuestra que es posible transferir la estrategia EQ a la categoría compacta. Este modelo está equipado con dos motores eléctricos —uno en el eje delantero y otro en el eje trasero— que entregan una potencia combinada de más de 200 kW. Esto permite variar la distribución de par de la tracción integral permanente, otorgando mayor prioridad a las ruedas delanteras o a las traseras, y modificar de ese modo las propiedades de conducción del vehículo. El Concept EQA muestra el programa de conducción seleccionado en su singular parrilla virtual.

El smart vision EQ fortwo, presentado también en la IAA de 2017, refleja una visión autónoma de la movilidad eléctrica con miras a un tráfico de cercanías de alta eficiencia y flexibilidad. Este prototipo de conducción autónoma y propulsión eléctrica encarna un concepto consecuente de la movilidad urbana y el carsharing del futuro. El vehículo recoge a los pasajeros en el lugar deseado y prescinde de volante y pedales.

El Concept EQ, presentado en el Salón del Automóvil de París en 2016, fue el primer precursor de la nueva marca de productos y tecnología EQ. Se trataba de un prototipo con la fisonomía de un SUV Coupé deportivo, que anticipaba numerosos elementos del Mercedes-Benz EQC que saldrá al mercado en 2019.

Fuente de inspiración: el plusmarquista mundial de 1937

El arquetipo del EQ Silver Arrow es el modelo de competición de doce cilindros W125 producido por Mercedes-Benz en 1937 basándose en el bólido de carreras de Fórmula 1.

La nueva carrocería creada por Mercedes-Benz en 1937 incorporaba elementos importantes de la industria aeronáutica. Por recomendación de los departamentos de desarrollo de las fábricas de aviones de Ernst Heinkel y Willy Messerschmitt, se acortó el voladizo delantero y se configuró un frontal más redondeado. Además, se prolongó el frontal hacia abajo y se eligió un ángulo más erguido en la punta. Con estas medidas es posible contrarrestar las fuerzas ascensionales sobre el eje delantero. La zaga más alargada y erguida reducía asimismo las fuerzas ascendentes en el eje trasero. Uno de los rasgos más marcados del bólido, que ha servido de inspiración a los diseñadores del EQ Silver Arrow, era el acristalamiento del puesto de conducción, cuyo contorno y sección imitaban la forma de una gota de agua.

Al volante de este vehículo, Rudolf Caracciola alcanzó en la autopista A5 entre Fráncfort y Darmstadt una velocidad de 432,7 km/h, calculada como promedio del trayecto de ida y el de vuelta. Este récord de velocidad en las vías públicas se mantuvo vigente hasta noviembre de 2017.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *