BMW i3 (120 Ah) y BMW i3s (120 Ah): con nuevas baterías de alto voltaje para una mayor autonomía y manteniendo la característica deportividad de BMW.

Se aumenta, aún más, la capacidad de almacenamiento, que ya duplica la que el BMW i3 tenía en su lanzamiento. La autonomía con una movilidad libre de emisiones locales se incrementa hasta 260 kilómetros en un uso cotidiano, sin perder un ápice del placer de conducir característico de la marca. Nuevas características adicionales: paquete deportivo para el BMW i3 y nuevos colores para el exterior y el interior.

 

El desarrollo continuo de la tecnología eDrive de BMW garantiza, una vez más, una mejora del placer de conducción de los modelos de la marca BMW i de propulsión puramente eléctrica. Con la capacidad de la batería aumentada a 120 amperios hora (Ah) y un contenido de energía bruta de 42,2 kilovatios hora (kWh), una nueva generación de baterías de alto voltaje permite a los BMW i3 (120 Ah) (consumo de energía ciclo mixto: 13,1 – 14 kWh/100 km; emisiones de CO2 ciclo mixto: 0 g/km)*[1] y BMW i3s (120 Ah) (consumo de energía ciclo mixto: 14 kWh/100 km; emisiones de CO2 ciclo mixto: 0 g/km)*, alcanzar una mayor autonomía a partir de noviembre de 2018. La alta eficiencia del motor eléctrico y la mayor capacidad de la batería dan como resultado una autonomía casi un 30 por ciento superior que la del modelo anterior. La autonomía del BMW i3 (120 Ah) es de 380 a 395 kilómetros* (anteriormente 300 km) según NEDC, y de 285 a 310 kilómetros** (anteriormente 235 – 255 km) según el ciclo WLTP. Para el BMW i3s (120 Ah), se ha calculado una autonomía de 359 kilómetros* (anteriormente 280 km) según NEDC, y un rango de 270 a 285 kilómetros** (anteriormente 235 -245 km) según WLTP. En condiciones cotidianas, ambos modelos tienen una autonomía de 260 kilómetros*** (anteriormente, 200 km), lo que supone un aumento de casi un 30% con respecto a la batería anterior.

De esta forma, BMW i se consolida como líder en innovación y creador de tendencias en el campo de la electromovilidad, combinando el placer de conducción característico de la marca con una excelente practicidad cotidiana. Desde el lanzamiento al mercado del BMW i3, se ha duplicado la capacidad de almacenamiento de su batería de alto voltaje, aumentando así la autonomía del automóvil. Al mismo tiempo que se introduce la nueva batería, también están disponibles para los BMW i3 y BMW i3s nuevos acabados de la carrocería, un color opcional para el diseño interior Loft, así como faros LED adaptativos con función de matriz para la luz de carretera. En el futuro estará disponible un paquete deportivo para el BMW i3 que incluirá pasos de rueda con bordes acabados en negro y una suspensión deportiva con amortiguadores, muelles y estabilizadoras específicos, suspensión más baja, vías ensanchadas y llantas de aleación ligera de 20 pulgadas. El nuevo sistema de navegación optimizado del sistema operativo iDrive, ahora también está disponible junto con el sistema de navegación opcional Business. En el futuro, la opción de carga inalámbrica para el Smartphone y punto de acceso inalámbrico LAN también estarán disponibles para los BMW i3 y BMW i3s.

 

Desarrollo continuo de la batería: más energía con las mismas dimensiones

Al igual que los motores eléctricos y la unidad de gestión electrónica, las baterías de alto voltaje son una parte integral de la tecnología BMW eDrive que se emplea en los automóviles BMW i y se desarrolla de forma independientemente por el Grupo BMW. Sus celdas de iones de litio se producen exclusivamente según las especificaciones definidas por el Grupo BMW. Gracias a un sólido trabajo de investigación y desarrollo, llevado a cabo en estrecha colaboración con el fabricante de las celdas de la batería, se consigue una optimización constante de las unidades de almacenamiento en términos de potencia, autonomía, seguridad y durabilidad. Instalada en la parte inferior del vehículo, esta batería de alto voltaje se produce en la planta de BMW en Dingolfing y consta de ocho módulos, cada uno con doce celdas de almacenamiento. Su última evolución consigue una capacidad de 120 Ah junto con una cantidad de energía bruta de 42,2 kWh, manteniendo inalterado su tamaño, lo que supone otro importante paso hacia una mayor autonomía. En comparación, en el lanzamiento al mercado del BMW i3 en 2013, las cifras para el modelo 60 Ah era 22,6 kWh; mientras que la batería de segunda generación, presentada en 2016 alcanzaba los 94 Ah y 33 kWh.

El rendimiento de conducción y el consumo de energía permanecen prácticamente inalterados, así como el peso del vehículo y el espacio de instalación ocupado por la batería de alto voltaje, mientras que se logra una mayor autonomía con los últimos avances. El BMW i3, propulsado por un motor eléctrico de 125 kW/170 CV, acelera de 0 a 100 km/h en 7,3 segundos; mientras que el BMW i3s, con 135 kW/184 CV, completa ese sprint en 6,9 segundos. Con estas cifras, ambos modelos establecen el punto de referencia de rendimiento deportivo dentro de su segmento. Gracias a la entrega inmediata de potencia de los motores eléctricos, los BMW i3 y BMW i3s incluso alcanzan en recuperación de 80 a 120 km/h el nivel de los coches deportivos –con un motor de combustión considerablemente más potente-  con unas cifras de 5,1 y 4,3 segundos, respectivamente. El consumo de energía combinado del BMW i3 (120 Ah) es de 13,1 kWh cada 100 kilómetros*[2], mientras que el BMW i3s (120 Ah) tiene un consumo de energía de 14 kWh cada 100 kilómetros*. La alta eficiencia del motor eléctrico y la mayor capacidad de la batería dan como resultado una autonomía casi un 30 por ciento superior que la del modelo anterior. La autonomía del BMW i3 (120 Ah) es de 380 a 395 kilómetros* (anteriormente 300 km) según NEDC, y de 285 a 310 kilómetros** (anteriormente 235 – 255 km) según el ciclo WLTP. Para el BMW i3s (120 Ah), se ha calculado una autonomía de 359 kilómetros* (anteriormente 280 km) según NEDC, y un rango de 270 a 285 kilómetros** (anteriormente 235 -245 km) según WLTP. En condiciones cotidianas, ambos modelos tienen una autonomía de 260 kilómetros*** (anteriormente, 200 km).

La electrónica de carga de alta calidad de los BMW i3 y BMW i3s permite una renovación rápida y flexible de las reservas de energía. El cable de carga estándar está diseñado para ser enchufado a un enchufe doméstico convencional. Con él, la batería puede cargarse hasta un 80 por ciento de su capacidad máxima en aproximadamente 15 horas, con una capacidad de carga de 2,4 kW. La conexión al Wallbox de BMW i permite una carga rápida trifásica con una capacidad de 11 kW. Con este dispositivo, el tiempo requerido para lograr una carga del 80 por ciento de la batería de alto voltaje de gran capacidad es de 3,2 horas. La electrónica de carga y la batería de alto voltaje de los modelos BMW i3 y BMW i3s también se pueden usar con las estaciones de carga rápida que funcionan con alimentación DC. Con este sistema, la capacidad de carga es de 50 kW y la batería de alto voltaje alcanza el 80 por ciento de su potencia total en tan solo 42 minutos.

Con su capacidad de batería aumentada a 42,2 kWh, la última versión del BMW i3 mantiene el concepto holístico de la marca, que se aplica desde su lanzamiento al mercado y está orientado hacia el uso responsable de los recursos. Esto abarca mucho más que ser un coche libre de emisiones locales, y también implica la selección de materiales, técnicas de producción y servicios de movilidad. Los BMW i3 (120 Ah) y BMW i3s (120 Ah) tienen una huella de CO2 muy favorable en todo su ciclo de vida, desde la extracción y fabricación de materias primas, hasta su uso y reciclaje, lo que hace que su potencial de generar calentamiento global sea significativamente menor que en automóviles equivalentes con propulsión convencional.

 

Nueva opción de paquete deportivo en el BMW i3

El nuevo paquete deportivo para el BMW i3 pondrá un énfasis adicional en el placer de conducir típico de la marca, derivado de la movilidad libre de emisiones locales. El elemento clave del nuevo equipamiento opcional es la suspensión deportiva, -de serie en el BMW i3s- incluye amortiguadores, muelles y barras estabilizadoras específicos, una suspensión rebajada en 10 milímetros, vías ensanchadas y llantas de aleación ligera de 20 pulgadas en Jet Black o acabado bicolor, con neumáticos de tamaño mixto. Esta mejora de la dinámica de conducción se resalta visualmente con bordes negros en los pasos de rueda, que también forman parte del paquete deportivo BMW i.

 

Nuevos acabados para la carrocería, faros LED adaptativos, controles y conectividad optimizados

Desde 2014, el BMW i3 ha sido el automóvil eléctrico más vendido del segmento compacto premium. Este modelo se ha convertido en un símbolo de movilidad pionera en las calles congestionadas de las ciudades. Su diseño característico está estrechamente relacionado con el módulo LifeDrive del vehículo, que combina un chasis de aluminio, con un módulo para los pasajeros fabricado de plástico reforzado con fibra de carbono (CFRP). Con la introducción de la nueva generación de baterías, el diseño del BMW i3 y el BMW i3s ha sido enriquecido con nuevos elementos. La elección del acabado de la carrocería ha sido ampliada en ambos modelos para incluir la nueva variante Júcaro Beige Metallic, con detalles en Frozen Grey. Siguen disponibles los acabados de pintura exterior metalizada Mineral Grey, Imperial Blue, Melbourne Red, Capparisweiß y Fluid Black. Para que coincida con el nuevo acabado de la carrocería, el diseño interior opcional Loft ahora incluye tapicería en la combinación “Electronic Brown” de tela/Sensatec, en Carumgrey con acentos en marrón y superficies interiores en Electronic Brown.

Como alternativa a los faros LED estándar, están ahora disponibles los faros LED adaptativos con función de apagado automático y selectivo para la luz de carretera. La innovadora tecnología de matriz para la luz larga aumenta el rango de visibilidad, y al mismo tiempo, evita cualquier deslumbramiento a otros usuarios de la carretera. Para ello, se divide en cuatro segmentos dispuestos horizontalmente que se pueden activar y desactivar de forma independiente el uno del otro a velocidades superiores a 70 km/h. Los segmentos de la luz larga son controlados en función de la situación del tráfico. Cuando la cámara frontal detecta un vehículo que se aproxima, o un vehículo que viaja en la misma dirección, el espacio en el que se encuentra este vehículo se ilumina solo con la luz de cruce. Esto se lleva a cabo mediante la desactivación de los segmentos de luz larga que son responsables de esta área. Las áreas restantes de la carretera continúan siendo iluminadas por la luz de carretera. Las funciones adaptativas de los faros LED también incluyen la luz de curva y el asistente de luces largas.

La visualización optimizada del menú para el sistema operativo iDrive (ID6), con botones en estructura de mosaico y modo en vivo, ahora también está disponible junto al sistema de navegación opcional Business. Gracias a ello, el contenido deseado está disponible de un modo más rápido y eficaz. Además, el listado de equipamiento opcional también incluye la opción de carga inalámbrica para smartphones, que permite recargar dispositivos compatibles sin necesidad de un cable. El punto de acceso WiFi, también disponible recientemente para el BMW i3 y el BMW i3s, proporciona una conexión en línea rápida para hasta diez dispositivos dentro del vehículo.



[1] * Consumo de energía, cifras de emisiones y autonomía calculados según el nuevo ciclo de prueba WLTP y adaptado a NEDC para permitir la comparación, dependiendo del formato de neumático seleccionado.
** Autonomías basadas en el ciclo de prueba WLTP, según el formato de neumático seleccionado.
*** Las cifras se basan en las mediciones de autonomía de BMW en la conducción diaria utilizando un perfil de conducción urbano, una temperatura del aire de 20° C, calefacción/aire acondicionado, preacondicionado, modo de conducción COMFORT. La autonomía depende de varios factores, en particular: estilo de conducción, características de la carretera, temperatura exterior, preacondicionado.

[2] * Consumo de energía, cifras de emisiones y autonomía calculados según el nuevo ciclo de prueba WLTP y adaptado a NEDC para permitir la comparación, dependiendo del formato de neumático seleccionado.
** Autonomías basadas en el ciclo de prueba WLTP, según el formato de neumático seleccionado.
*** Las cifras se basan en las mediciones de autonomía de BMW en la conducción diaria utilizando un perfil de conducción urbano, una temperatura del aire de 20° C, calefacción/aire acondicionado, preacondicionado, modo de conducción COMFORT. La autonomía depende de varios factores, en particular: estilo de conducción, características de la carretera, temperatura exterior, preacondicionado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *